Seleccionar página

¡Ay, el trigasmo! ¿Habíais oído hablar de él? Yo estuve leyendo hace muy poco sobre él. Voy a explicar en qué consiste para quienes no sepáis qué es (aunque supongo que lo imaginareis). El trigasmo sólo pueden disfrutarlo las mujeres y consiste en la suma de: El orgasmo del clítoris, el orgasmo del punto G y el orgasmo del ano. Habéis oído bien, ¡¡¡Triple orgasmo!!!

Cuando aún hay mujeres que andan todavía buscando el punto G (sin contar a las tristemente mujeres que aún no han podido, por diversos motivos, experimentar un orgasmo) van y sacan el orgasmo anal. ¡Toma del frasco Carrasco! Y no contentos con eso, van y los ponen a los tres juntos. Para chiflarse del todo.

Vamos por partes. Por un lado, independientemente de si es posible o no (que ahora entraremos a analizarlo), creo que este tipo de afirmaciones alimenta una sexualidad ficticia, como si cualquier mujer pudiera conseguirlo sin más. Sobre todo por la forma de contarlo y lo que sugiere si no lo llegas a disfrutar. Y claro, te lo venden tan bien que después surge la insatisfacción; con la insatisfacción, la frustración; y de ahí pasamos al sentimiento de culpa. Y mejor paro porque si no nos meteríamos en depresión, baja autoestima, ansiedad infinita… Y lo más gracioso es que terminarías preguntándote: “¿Por qué me siento tan mal, si mi vida es estupenda?” Porque te fuiste a buscar gamusinos sin linterna…

Y por otro lado, vamos a desgranar el trigasmo:
– Orgasmo clitoriano: Es el más conocido y experimentado, y es el único que no ofrece dudas de que existe. De hecho muchos expertos aseguran que es el único orgasmo que se produce. Pero por desgracia, existen mujeres que por desconocimiento de su propio cuerpo y placer, hipersensibilidad, vergüenza, culpabilidad y otros bloqueos, llegan a la edad adulta sin sentirlo.

– Orgasmo del punto G: Aquí ya hay más controversia. Primero están los que afirman que existe y los que afirman que no existe. Después, dentro de los que sí, que si lo que experimentas es la estimulación de las ramificaciones del clítoris o los que aseguran que es una zona de placer independiente. Y además de todo esto, muchas mujeres afirman que sí lo han disfrutado frente a otro porrón de mujeres que por mucho que siguen las cienes y cienes de “instrucciones” que hay, no lo han encontrado jamás. Aquí, a parte de los bloqueos mencionados en las mujeres que no han experimentado el orgasmo clitoriano, interviene mucho el dejarse hacer, el dejarse querer y el dejarse “sentir”. Además de conseguir una conexión sexual adecuada con la pareja.

– El orgasmo anal: Este es el orgasmo del que no he encontrado ninguna referencia médica de su existencia. Y es el que menos se cree que exista (exceptuando en los hombres por estar ahí cerquita la próstata, su punto G o lo que es lo mismo el punto P). Para experimentar este orgasmo, habría que superar todos los bloqueos anteriores mencionados y conseguir los orgasmos anteriores cada vez que se quiera. Y además, superar el miedo al dolor, el asco y entender que no es pecado. Y si me permitís (opinión muy personal basada en la experiencia), os diría que realmente el orgasmo anal no se produce en el ano. La propia excitación y el placer de la penetración anal puede producir el orgasmo, pero la sensación es que sale del chocho. O sea, que el placer es por detrás pero se siente por delante.

Resumiendo, se pueden llegar a sentir los tres orgasmos por separado siempre que trabajes tu propia sexualidad, tu placer, vivas libremente todo lo que te gusta o te gustaría hacer, tienes una pareja con la que te compenetras a las mil maravillas y disfrutas del sexo tanto como de la vida. Pero evidentemente no es algo que se consiga sólo con hacerlo. Y mucho menos por leerlo. Y no se consigue ni a la primera y posiblemente ni a la quinta. Ni eres lo peor por no sentirlo. Cada persona tiene su ritmo y lo importante es disfrutar del proceso y si no lo logras, recurre a lo que sí te funciona. Y ya volverás a probar, ¿por qué no?

Entonces, si lograse sentir cada uno de estos orgasmos por separado… ¿podría sentir el trigasmo? Pues mi respuesta es NO. Porque no creo que puedas sentirlo todo a la vez o al menos ser capaz de identificarlos. Lo que sentirás será una excitación y un placer tan tan tan grande al ser libre de disfrutar de todo tu cuerpo y a la vez, que lo que lograrás será una gran “Petite Mort”.